Saltar al contenido

¿Cómo van a evolucionar los dominios web en los próximos años?

Posiblemente, sigues pensando que los dominios web no han evolucionado y que lo más importante sigue siendo la calidad de sus contenidos. En parte es cierto, pero hay algunos aspectos que debemos aclarar.

Términos y extensiones que rompen con lo establecido
Los expertos aclaran que los dominios web del futuro serán los que estén alojados en servidores en la nube y los que cuenten con una palabra de tres sílabas como máximo fácil de escribir y de recordar. Además, al contratar la empresa que te facilite el registro has de contar con una que permita el empleo de una extensión específica (como «.luxury» para productos de lujo por citar un ejemplo) y que refleje muy bien qué va a encontrarse la persona que visite la web. Asimismo, la colaboración de un agente que te asesore a la hora de elegir el nombre es de gran ayuda para que tu proyecto se convierta en realidad. No olvides que alguien experimentado siempre va a conocer mejor los nombres más utilizados y colaborará para que puedas adaptarte mejor a tu nicho de mercado.

Respecto a las tendencias para los dominios web todas tienen un denominador común: la evolución constante. Es decir, se distingue entre la línea editorial (el estilo que tienen los contenidos) y la adaptabilidad a las necesidades reales de los clientes. La idea de considerar un negocio como un estamento inamovible le ha dejado espacio a una iniciativa más dinámica que va cambiando prácticamente cada mes y que facilita la consecución de resultados económicos más satisfactorios.

Seguridad y promoción: las dos claves del éxito

Comentábamos anteriormente cómo el alojamiento en la nube era importante. No en vano, permite recuperar una copia de seguridad de la web en caso de ataque y podría evitar las sanciones que genera el incumplimiento de la RGPD al corregir el error de seguridad cometido con mayor fiabilidad. No obstante, confiarle el alojamiento a una empresa con certificados SSL permite la encriptación total de cualquier transacción y la protección total de los datos que se almacenen. Ya dispones de una web con un nombre definitorio, de un alojamiento en la nube y de un diseño competitivo. Llega el momento de trazar la estrategia de SEO para aparecer en los buscadores como sitio de consulta para los que estén interesados tu área del mercado.

Pero conseguir tráfico orgánico no es sencillo ante tanta competencia. Resulta adecuado realizar campañas de email marketing para que posibles clientes conozcan qué propones, cuáles son tus productos o servicios y por qué tu idea es distinta a las demás. Es aquí donde las tendencias indican que debes personalizar cada mensaje, redactarlo en el mismo idioma de quien lo va a leer y convertirlo en una necesidad que esa persona va a cubrir comprando un producto o servicio de tu catálogo. Podría afirmarse que los dominios no son ya una tarjeta de visita, sino una descripción de lo que haces. Contando con una empresa del sector te será más fácil alcanzar tus objetivos mucho antes.